,

Cuando su novio murió, ella debió dar a su único hijo en adopción. Ahora sube un emocionante vídeo

Tanta pena casi la mata.

Dar a un bebé en adopción es, probablemente, una de las decisiones más difíciles que deba tomar una madre tal vez muy joven, o en condiciones demasiado adversas para tenerlo. Sin embargo, detrás de eso siempre hay una enorme muestra de amor.

Y así lo supo Hannah Mongie, de Utah, Estados Unidos, quien dio a su bebé recién nacido en adopción, pero quiso dejarle una muestra de cuánto en realidad lo amaba. Así que, algunas horas antes de ver a sus padres adoptivos, se filmó a sí misma explicándole a su hijo las razones de por qué lo dejó ir, esperando que pudiera verlo cuando éste fuese más grande.

En el vídeo (que ahora se ha hecho viral), compartido por la página de Facebook Love What Matters (el amor es lo que importa), una Mongie destrozada por las lágrimas le explica a su bebé Taggart por qué ella escogió otra pareja para que lo criaran. Dice:

“Éste es mi hijo, Tagg, a quien puse en adopción en marzo del 2016. Este vídeo fue creado para que él pueda mirar hacia atrás y saber que mi decisión fue solo por amor. Nunca tendrá que creer que lo regalé, o que no lo amaba. Siempre podrá saber que lo amé más que a nadie en este mundo”.

Ella le deja ver todo su amor al bebé, diciéndole que espera responder a las preguntas que puedan surgir durante los años que se vengan:

“Justo ahora, es la última hora de estos dos días antes de enviarte con Brad y Emily, y entonces tú serás su pequeño. Y solo quiero que sepas que realmente te amo mucho. Mucho más de lo que he llegado a amar a cualquier otro ser humano en el mundo entero.

Solo quiero que sepas que te amo, y tomé esta decisión completamente por amor, y si no te amara, jamás lo habría pensado, y no tendrías a esta maravillosa nueva familia”.

Hannah se embarazó teniendo apenas 18 años. El padre de Taggart, Kaden, tenía 20. Como ella explica en el vídeo, él estaba muy entusiasmado por el embarazo:

“Él te amó desde el primer momento. Para mi cita de las 8 semanas, pudimos oír los latidos de tu corazón por primera vez y él no estuvo ahí, estaba en clases, así que le envié un mensaje y salió corriendo ¡estaba tan emocionado! Desde entonces, no pudo ser más feliz.

La madre contó que, con un gran compromiso, la pareja tomó junta la decisión de dar en adopción:

“Ambos éramos jóvenes, sin estudios ni experiencia laboral, así que decidimos buscar un plan de adopción. Ambos sentimos una inmensa paz sobre eso, así que comenzamos a buscar familias”.

Pero dos días después de que Kaden oyera los latidos del bebé, los suyos se detuvieron. Según Hannah:

“Su madre me llamó y nos dijo a mí y a mi mamá que él había fallecido en el sueño”.

La autopsia no dio conclusiones, y se determinó que fue una muerte natural. 

Por un largo tiempo, ella no pudo pensar demasiado en el plan de adopción que habían discutido para el hijo de ambos:

Loading...

“No salí de la cama por dos meses después de la muerte de Kaden. Y ciertamente ni siquiera quería oír la palabra adopción. Eso no sería excusa para mí, porque Taggart esa lo último que me quedaba de Kaden.”

Pero al final, el enorme deseo de Mongie de que su hijo tuviera una nueva vida, la hizo volver al plan de adopción:

“Durante esa época, aprendí que Tagg era una persona aparte. Él no era su padre, y necesitaba una oportunidad de vivir la vida que merecía”.

Mediante un portal online, ella escogió a los padres adoptivos de Tagg. Sus nombres son Emily y Brad Marsh. Ella dijo que de inmediato supo que ésa sería la pareja perfecta para criar a su hijo:

“Emily y yo hablamos sobre todo en dos días. Le pregunté cada pregunta difícil que existiera, y ella me respondió con total sinceridad. Pasamos mucho tiempo juntas. Tuvimos baby showers, y salimos juntas con nuestras familias todo el tiempo”.

Ya han pasado dos años de todo esto, y Mongie está lista para hacerle saber a Tagg cuánto lo ama. Mongie y los Marshes tienen una adopción abierta, pero la madre biológica dice que esto no capta por completo su relación:

“En realidad no lo veo como una adopción abierta, solo siento que somos una familia. Mis padres llaman a todos los hijos de Brad y Emily ‘nietos’. Les llevamos regalos de navidad y cumpleaños, como si fueran nuestros hijos. Todos saben que las familias extendidas solo se cuidan por sí mismas. Nosotros somos una familia real”.

Todos los adultos que rodean la vida de Tagg saben que el hecho de que haya más gente en su vida no es motivo para sentir celos, es motivo para celebrar.Mongie asegura:

“Emily aún es una de mis mejores amigas en el mundo, y ella es todo lo que quiero ser como madre y persona. Voy a alardear de ella hasta que me muera. Ha sido tan altruista en dejar que mi familia ame a la suya. Es mi heroína. Y amo que me deje amar a Tagg como su propia madre. Ambas somos íntimas en los roles de la vida de la otra, y ha sido una bendición para todos”.

Para Mongie, lo más importante del vídeo para Tagg, es la razón de por qué decidió darlo en adopción. Y espera que él lo vea algún día:

“Quise que Tagg lo viera y oír cuán real y dura fue la experiencia. Quise que él supiera que lo amo más que nada en este mundo y que confié en su nueva familia para cuidarlo y amarlo como se merece”.

Su intención nunca fue que el mensaje para su hijo se volviera viral: 

“La única razón por la que mi vídeo terminó en Youtube es porque mi iCloud no me dejaba guardar más cosas en mi teléfono. Espero poder usar esta experiencia para ayudar a esparcir la palabra ‘adopción’ por el mundo y que podamos normalizarla, porque es saludable, no solo para los niños, sino para todos los que nos vemos envueltos en ella”.

A pesar de que la muerte de Kaden fue una enorme tragedia, Mongie asegura que debiesen respetar la decisión de todas las madres, sin importar las circunstancias:

“Espero que las personas entiendan que incluso aunque Kaden haya muerto, mi vídeo no es diferente a aquello por lo que pasan todas las madres. He visto a tantas en esta misma situación. Mi historial es diferente a la de cualquier otra madre. Cada una de nosotras merece un abrazo y toda la felicidad del mundo”.

El vídeo completo está aquí.

¿Qué te parece?

Compartir Esto:
Loading...