,

Esta mujer perdió 40 kilos. Ahora comparte sus trucos con el mundo

Su nombre es Emily Abbate y su historia es increíblemente interesante no sólo por su condición física excepcional, sino porque hizo un viaje vertiginoso desde el sobrepeso hacia su actual figura, dejando atrás ni más ni menos que 40 kilos.

Si bien era un momento de su vida en el que lo último que le importaba era su apariencia física, un día cualquiera, en el que tenía prisa por levantarse de su dormitorio universitario y comenzar su día, las fuerzas le fallaron, algo estaba definitivamente mal, sus piernas apenas podían sostener su peso. Fue un momento humillante y mortificador para la muchacha, ella era consciente de que tenía que cambiar su estilo de vida.

Por supuesto que fue difícil perder tanto peso, sin embargo, Emily se dio cuenta de algo que probablemente no muchos de los que intentamos perder peso nos hemos dado cuenta. Todas las dietas consisten en deshacerse de algo que nos gusta comer y de alguna manera operan haciéndonos sentir culpa por nuestros malos hábitos.

No necesitas deshacerte completamente de ninguna cosa para bajar de peso.

 

En lugar de hacernos sentir culpa por comer grasas saturadas, los nutricionistas deberían alentarnos a consumir todo en porciones saludables. Es cierto que no puedes vivir de ensalada, pero tampoco de hamburguesas, toda dieta debería basarse en el equilibrio.

Si odias ir al gimnasio, no vayas, tiene más sentido que pases la tarde montando bicicleta alrededor del parque o jugando fútbol con tus amigos que haciendo algo que no disfrutas. Lo verdaderamente importante es recuperar la fuerza muscular y la voluntad de hacer esfuerzos físicos significativos.

Rodéate de gente que te apoye.

Todos tenemos buenas y malas influencias dentro de nuestro círculo social, es preferible rodearnos de aquellos que nos incitan positivamente a cambiar nuestros hábitos, que de esos otros que se ríen de ti y te invitan a comer y a beber de manera desaforada. Quizás perder esos kilos de más nos cueste algunos amigos, pero vale la pena.

Emily tiene razones para estar muy orgullosa de su cambio, estos 3 sencillos consejos te pueden ahorrar el padecimiento que ella tuvo cuando descubrió que se encaminaba hacia una vida de dolor físico y emocional debido a sus malos hábitos.

 

Compartir Esto:
Loading...