,

Gemelos de 63 años no abandonaron su casa durante 3 años. Luego un policía decide abrir la puerta

No salieron de su casa por 3 años, pero siempre tenían su césped corto.

Cuando uno llega a la tercera edad, es normal que se comience a salir menos de casa, principalmente por problemas de salud. No obstante, no es normal que una pareja de gemelos de 63 años no abandone su casa en ninguna oportunidad durante 3 años. Hace poco descubrieron que los ancianos estaban muertos y hoy la policía busca saber qué ocurrió realmente.

Andrew y Anthony Johnson vivieron por décadas en esta misma casa. Ocasionalmente sus vecinos los veían cortando el césped o cultivando su huerto y siempre utilizando máscaras quirúrgicas.

A pesar de que muchas personas vivían en sus alrededores, nunca ninguno habló con ellos. “No sé sus nombres“, dijo uno de sus vecinos que vive cruzando la calle para el sitio American Web Media.

Los restos de los gemelos fueron encontrados el 29 de marzo del presente año después de que un paciente le pidiera a la policía que registrara el inmueble. De acuerdo a los oficiales, sus cuerpos se descomponían en sus sillas reclinables.

Los cuerpos fueron trasladados a un centro médico en donde le realizaron una autopsia en búsqueda de una explicación. Para su lástima, no hallaron evidencia de traumas o violencia. Los exámenes toxicológicos iban en camino.

El incidente es trágico y desafortunado. Andrew y Anthony vivieron un estilo de vida ermitaño. No se comunicaban con su familia ni con sus vecinos“, afirmaron los agentes en un comunicado de prensa.

Loading...

Un último examen por parte del médico forense llegó y por fin se supo qué fue lo que realmente ocurrió: Anthony se encargaba de su hermano Andrew, que era diabético.

Andrew también estaba discapacitado y tenía graves problemas con su visión, por lo que tomar sus medicinas o simplemente vivir como una persona normal le era casi imposible sin la ayuda de Anthony.

El médico forense descubrió que Anthony murió de una enfermedad cardíaca.Como este era el cuidador de su hermano Andrew, finalmente ambos padecieron.

Con estos antecedentes claros, el médico forense describió lo que realmente pasó: Con Anthony muerto, Andrew no tenía una manera de controlar los niveles de sangre en su azúcar, por lo que sufrió una lenta y dolorosa muerte.

Si bien este misterio fue resuelto por la policía y en especial por el médico forense, nos queda cuestionarnos hasta qué punto debemos ser tan poco preocupados de nuestro entorno en donde sus vecinos que vivían frente a ellos ni siquiera sabían sus nombres.

Compartir Esto:
Loading...