,

La extraña criatura encontrada en una playa de Texas tras el paso del huracán Harvey…

Después de los fuertes vientos y las enormes lluvias provocadas por el huracán Harvey, una misteriosa criatura marina con colmillos y sin rostro apareció en la costa del sureste de Texas, dándole a los internautas una tarea bastante complicada: identificarlo. Preeti Desai, una gerente de medios sociales de la National Audubon Society, publicó varias fotografías de la “cosa” a principios de este mes en Twitter, preguntando: “¿Qué diablos es esto?” Desai, quien dijo que había acompañado a los conservacionistas para evaluar el daño causado por la tormenta, descubrió a la criatura en una playa de Texas, a unos 15 km de Galveston.

Aunque no estaban muy seguros del tamaño exacto, la mujer le comentó a un usuario de Twitter preguntando sobre su escala, ya que había colocado una pajita de beber junto a su cola. Internet acabó dando sus mejores suposiciones: una anguila película, una morena “hinchada”, o un alienígena. “Yo sigo a muchos científicos e investigadores”, dijo Desai a BBC News sobre su petición de respuestas en las redes sociales. “Hay una gran comunidad que es muy útil, especialmente cuando se trata de responder sobre el mundo o la identificación de animales y plantas”.

Ella dijo que alguien le había sugerido contactar con Kenneth Tighe, un biólogo del Museo Nacional Smithsoniano de Historia Natural. Tighe, un experto en anguilas, le contó a Earth Touch News que la criatura, probablemente, era una serpiente-anguila anoplogaster, o Aplatophis chauliodus. Esta especie vive en madrigueras entre 100 y 300 metros de profundidad, en aguas que se extienden desde el Golfo de México hasta la Guayana Francesa, “exponiendo únicamente el hocico y los ojos para alimentarse de otros peces y crustáceos”.

¿Otras posibilidades? Bathyuroconger vicinus o Xenomystax congroides. “Todas estas tres especies se encuentran fuera de Texas y tienen grandes dientes como colmillos”, dijo Tighe a Earth Touch News. “Lástima que no se puede ver claramente la punta de la cola. Eso diferenciaría entre el ophichthus y los congridae”. Desai dijo que dejó a la anguila muerta sola en el lugar para “dejar que la naturaleza siga su curso”. También escribió un post el 8 de septiembre en el sitio web de Audubon diciendo que, cuando el Huracán Harvey estaba en pleno apogeo, ella viajó a Houston para documentar “los efectos del mismo en pájaros y sus hábitats”.

Loading...

“Me uní a la gerente del programa de Conservación Costera de Audubon Texas, Victoria Vázquez, y al director de costas, Dennis Jones, para visitar algunas de las islas de las playas de la zona y evaluar los daños. Ellos querían echas un vistazo a detalles como cuánta tierra se había perdido y qué cantidad de cubierta vegetal faltaba debido a la fuerza del huracán. Cambios como estos podrían afectar al número de especies que serían capaces de anidar en el futuro”. De cualquier forma, no es la primera vez que “criaturas”, que siempre resultan ser animales en estado de descomposición, acaban en las costas.

Audubon Texas y otras organizaciones como Houston Audubon, poseen colectivamente o alquilan más de 170 islas costeras, algunas de las cuales aparecen y desaparecen a medida que las corrientes cambias y las olas las embisten. Dichas islas, incluso cuando no son más que unos simples bancos de arena, son sumamente importantes para una gran cantidad de aves de aguas coloniales, como las que se reúnen en grupos, ya que anidan allí y se reproducen durante los meses de primavera y verano.

Si estos lugares son visitados en los momentos adecuados, se pueden encontrar ostreros americanos, pelícanos marrones, golondrinas de mar, y mucho más. Pero hay que tener cuidado, ya que las aves son especialmente vulnerables durante la temporada de anidación y no se permite la entrada de visitantes a las islas de febrero a agosto. Los pelícanos marrones, en particular, estuvieron en riesgo de extinción en la década de 1970, y aunque han hecho una gran reaparición desde entonces, sus áreas de anidación, y las de muchas otras especies, están en problemas.

Esto se debe, principalmente, al gran aumento del nivel del mar y a las tormentas más fuertes causadas por el cambio climático. Por lo tanto, fue algo positivo que la mayoría de las crías comenzaron a volar cuando Harvey golpeó la zona. Sin embargo, muchas personas de las redes sociales estaban mucho más interesadas, al igual que asustadas, por la criatura marina que tropezó con Desai mientras se encontraba en la playa. Esto nos recuerda a los muchos casos de ballenas varadas en las costas que, pese a la descomposición, adquirían un aspecto mucho más raro al natural, provocando que todo el mundo sospechara que se trataba de algo “de otro mundo”.

Compartir Esto:
Loading...