,

Tuvo que atender a una chica de 16 con el cabello hecho un desastre. Ahí mismo escuchó su confesión

“Cuando entró nos pidió que le cortáramos todo y que no era capaz de peinarlo”.

La depresión puede ser algo terrible y no le importa a quien afecte. Sea niño o niña, rico o pobre, es una enfermedad que consume a quien la padece y puede llegar a destruir tu vida. Cada persona lidia con ella como puede. Algunos son capaces de salir y hacer vida social, pero otros duermen todo el tiempo y apenas pueden salir de su cama. Cada persona lo maneja distinto, y eso está bien.

Kayley Olsson, de Iowa, es una peluquera quien recientemente tuvo que atender a esta chica de 16 años a quien decidió no mencionar por respeto. Esta chica fue hasta allá con la intención de que la ayudaran a arreglar su cabello, el cual estaba severamente dañado por todos los años de depresión. “Me sentía tan triste e inútil que ni siquiera me peinaba,” le confesó.

Según Kayley, la chica sólo salía de su cama para ir al baño. Sin embargo, en un intento por luchar contra la depresión y regresar a la escuela, necesitaba sentir confianza. Su cabello estaba tan enredado que era imposible pasar una peineta por él.

Loading...

En un emotivo post en Facebook, Kayley explicó que “cuando entró nos pidió que le cortáramos todo y que no era capaz de peinarlo, que se sentía inútil. Honestamente me rompió el corazón e hicimos todo lo posible por ayudarla”.

Menos mal pudo salvar su cabello y mostró el impresionante cambio. La diferencia entre ambas es increíble, y miles de personas felicitaron a ambas: a la peluquera por su trabajo y a la chica por valiente y arriesgarse a cambiar.

“Al final del día quiero que esta sea una lección para la gente. La salud mental es algo real, afecta a personas en todo el mundo y de todas las edades”.

El corte tomó 13 horas en total, y la chica no podría estar más feliz. “Antes de irse me dijo: Ahora sí sonreiré en las fotos de la escuela hoy, me hiciste sentir como yo de nuevo”.

Compartir Esto:
Loading...