,

Mientras a unos les encanta, otros no pueden ni verla y todo por culpa de su cuerpo…

La figura femenina se ha ido modificando a lo largo de los años en función de las diferentes modas a la que se ha visto sometida. Desde exageradamente obesas hasta las actuales delgadas hasta el extremo, su forma siempre ha sido uno de las fuentes de inspiración para poetas, escultores o pintores a lo largo de toda la historia.

Pero en estos momentos estamos asistiendo a una búsqueda de un nuevo prototipo de mujer que podría pasar por la belleza más clásica.

1. La mujer en las diferentes épocas

Hace tan solo unas pocas décadas, la mujer ideal y más deseada era una que presentaba una figura más acorde con la propia naturaleza. Unas caderas más anchas, unas formas más redondeadas y con un aspecto más saludable que bebía de ejemplos como Marilyn Monroe (†36) para definir el prototipo a seguir. Por desgracia comenzaron a aparecer modelos cada vez con aspectos más delgados, rozando casi la enfermedad. Fruto de ello la industria de la moda decidió cambiar radicalmente y apostar por otro tipo de bellezas.

2. El canon actual

La nueva mujer que buscan las casas de moda rompen con la dinámica que se había impuesto hasta ahora. Es el momento de las personas que tienen algo diferente al resto, sin importar si es un color de piel distinto o un defecto en la visión. Ahora prima apostar por la belleza más cotidiana, por sentirse identificada con un canon POSIBLE de belleza humana. Y eso ha hecho que suban al elíseo de las más deseadas mujeres que antes hubieran estado limitadas a soñar.

3. Kelle Moran

Y de la mano de este tipo de mujeres llega la que ahora es considerada como la mujer más deseada del momento, Kelle Moran. Es de origen californiano y con tan solo 20 años ha logrado llamar la atención de una de las empresas de más importantes del mundo del modelaje, “MSA Model”, quien la fichó y la incorporó a su listado de estrellas. Poco a poco se ha conseguido hacer un hueco gracias en parte a su encanto y desparpajo pero sobre todo al nuevo prototipo femenino.

4. Medidas

Aunque estemos inmersos en una especie de hipnotismo sobre la clásica 90-60-90, la nueva moda nos trae unos números más cercanos a la mujer calificada como normal. En este caso, Kellee tiene unas medidas de 105-84-124, pero aunque a algunos les puedan parecer excesivas, adelantamos que se trata de una persona con una vida completamente sana, con una altura 1’73 metros. Esta joven dice tener entre sus dos mejores amigas a su madre, a la que defiende y quiere con locura.

5. Gustos personales

Como carta de presentación, Kelle se define como una persona amante de los animales y los dibujos animados. Su programa favorito es Master Chef Junior y su revista favorita es Sports Illustrated, ya que según ella las modelos que aparecen son más normales que en el resto. Pero posiblemente no sea esto lo que ha cautivado a todos los hombres del mundo, sino más bien por sus rasgos más destacables, ya que la modelo cuenta con unos ojos color caramelo y una melena completamente negra perfectamente cuidada.

6. Impacto en las redes sociales

Gracias a sus armas de mujer, esta modelo ha logrado hacer un considerable impacto en las redes sociales más actuales como Instagram, donde cuenta con más de 170 mil seguidores. Con bastante frecuencia va subiendo fotografías donde muestra su escultural cuerpo y lo expone a la opinión pública, recibiendo por desgracia un aluvión de críticas tanto negativas como positivas. Algunas de ellas rozan la crueldad extrema que podrían desmotivar a cualquiera y hacerle mella en su propia autoestima. Por suerte ella ha hecho oídos sordos.

7. Las campañas contra la anorexia

En medio de uno de los momentos más críticos en cuanto a educación alimenticia, donde mucha gente sufre problemas de desnutrición provocado por las modas y otros tantos de sobrepeso por culpa de la comida basura, la crítica sobre el cuerpo de una persona puede provocar más daño del que pensamos.

Por desgracia la mayoría de las personas, por así llamarlas, que no paran de atacar a esta joven, no ayudan lo más mínimo. Es el momento de concienciarnos de que una persona puede ser bella sin importar el físico que tenga.

Compartir Esto:
Loading...